La Alianza por la Vida y la Paz:

La Alianza de Petén para la Vida y la Paz creció de un esfuerzo colectivo para resolver ciertos problemas históricos (distribución de la tierra, la exclusión de las mujeres y los pueblos indígenas, la falta de servicios de educación y salud, etc) y hacer frente a la amenaza de las políticas neo-liberales que afectan directamente a la población de Petén. Esta alianza representa 25 organizaciones del departamento de Petén, en Guatemala, e hizo su primera aparición pública en el Día Internacional de la Resistencia de los Pueblos Indígenas, el 12 de octubre de 2002. Desde la firma de los Acuerdos de Paz, el 29 de diciembre de 1996, las condiciones de vida de la mayoría pobre no han mejorado y las causas u orígenes de los conflictos internos no han sido resueltos. Esta realidad llevó a las organizaciones que participan en conjunto para fortalecer el movimiento popular y la lucha.

En el Día Internacional contra las Represas, 14 de marzo de 2004, la Alianza puso en marcha una campaña de información que se centra en el Plan Puebla Panamá (PPP), y cuyo lema central es “El agua, el maíz y la tierra son nuestros” (Agua, Maíz, y Tierra Nuestros hijo).

AGUA: en oposición a la privatización del agua y la construcción de presas.
MAÍZ: por la soberanía alimentaria (en términos de autosuficiencia, la autodeterminación) y en contra de maíz modificado genéticamente.
TIERRA: para la distribución de la tierra justa.

Desde el lanzamiento de la “agua, del maíz y de la tierra es nuestra” campaña, la Alianza ha puesto en marcha un proyecto de “economía solidaria” en 2009 que une las comunidades progresistas de diferentes regiones de Guatemala y establece relaciones comerciales directas. Por el comercio directamente entre sí, los campesinos de ambas comunidades pueden beneficiarse cada vez más de sus productos agrícolas como productores y también ahorrar como consumidores. Por ejemplo, los tomates y los pepinos cultivados en Chimaltenango se envían por camión a Petén comunidades. En el viaje de regreso, el recorrido camiones de maíz y frijoles negros producidos por la espalda Peten a Chimaltenango. Coyotes o intermediarios que explotan a los campesinos que no tienen ningún poder en el mercado, son totalmente anuladas y benefician a las comunidades por el comercio directamente entre sí de esta manera.